Alba: Emprendimiento que innova en la salud kinesiológica actual

Alba es un emprendimiento que innova en el área de la kinesiología a través de un instrumento que logra mejorar la movilidad en personas que requieren terapias de recuperación, especialmente las autónomas.

Pamela Salazar, vocera del equipo de Alba, comenta en detalle cómo ya han ganado cinco tipos de fondos públicos y privados, por un total de $28 millones y las aspiraciones para acelerar sus avances.

– ¿En qué consiste Alba?

– Es una herramienta Kinésica complementaria, que busca mantener y mejorar la fuerza muscular a través de movimientos guiados por el hemicuerpo sano. Por ejemplo, en pacientes con problemas de pérdida de movilidad en uno de los lados del cuerpo, Alba ofrece ir mejorando su movilidad mediante una terapia autónoma, donde el miembro del lado con movilidad normal va guiando al miembro del costado con problemas.

– ¿Cómo surgió la idea?

– Éramos estudiantes de la Universidad del Desarrollo de Ingeniería Industrial, Ingeniería Comercial y diseño, todos entramos al programa Dlab, que trabaja bajo una metodología llamada design thinking, que busca, a través de un proceso de indagación e investigación, poder encontrar un problema para poder desarrollarlo hasta llegar una solución de manera tal que al terminar el programa obtengamos un producto mínimo viable. Así surgió Alba dicho de manera muy sintética.

– ¿Cuál es la innovación?

– Con Alba, el usuario puede hacer varios tipos de movimientos. Hoy en día, las herramientas del mercado lo que ofrecen son solo un tipo de movimiento. Además, provee de acciones restringidas que mejoran la adaptabilidad de la terapia y evita posibles lesiones por falta de control del movimiento. También agregamos tecnología con la incorporación de sensorización y estímulos visuales que permiten generar data para ir mejorando permanentemente los procesos, identificando si los pacientes hicieron bien los ejercicios, cuántos hicieron, lo que es un valor agregado adicional para los centros de salud.

– ¿Cuánto tiempo llevan con este emprendimiento?

– Desde el 2018.

– ¿Cuánto han invertido en total hasta la fecha?

– Aproximadamente $12 millones.

– ¿Cómo se han financiado hasta ahora?

– Nos hemos adjudicado 5 fondos. Cuando estábamos en la parte de prototipaje, postulamos a un fondo de Corfo de realización de tesis 2018, por $1 millón. Luego, postulamos a Jump Chile y obtuvimos el segundo lugar, y ganamos la categoría Sura, con $6 millones más. Después, ganamos el Idea X del Banco Santander con $6 millones más. Hace poco también postulamos al semilla inicia, donde nos adjudicamos $15 millones adicionales.

– ¿Cuál es el modelo de negocio?

– Nuestros principales clientes, en primera instancia, por un tema de validación y acceso, serán instituciones del sector privado, dado que no se rigen por tantos protocolos como las públicas y las barreras de ingreso no son tantas. Una vez hechas las validaciones en el sector privado, queremos pasar a instituciones públicas, donde se exige, por ejemplo, dos años de validaciones previas.

– ¿Quiénes forman parte del equipo de trabajo?

– Ahora está Javier Flores, que es ingeniero industrial y que está en un receso, encargado del área de producción y tecnología de Alba, Tamara Aballay, que está a cargo del área financiera, y yo, que me encuentro a cargo de la gestión y administración de Alba.

– ¿En qué etapa están y cuáles vienen?

– Estamos terminando nuestro producto mínimo viable, donde externalizamos este proceso y lo dejamos en manos del académico Pablo Aqueveque, en el Centro de industria 4.0 de la Universidad de Concepción. También nos acercamos al Hospital Clínico del Sur, donde podremos realizar nuestro primer plan piloto, que dura 6 meses aproximadamente, que aún debe ser aprobado por un comité de ética. Posteriormente, viene la etapa de análisis de datos, para luego elaborar las conclusiones y acceder a publicarlas en ediciones científicas y del rubro de salud.

– ¿Cómo se proyectan para 2020?

– Para el 2020 estaremos 100% dedicados en la etapa de investigación y validación. Más adelante nos gustaría continuar con una línea de productos o herramientas que ayuden en la rehabilitación de personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba